Animales 

Características de los reptiles- parte 1

Te explicamos qué son los reptiles.

Los reptiles coexisten hoy en día con el hombre y ocupan un lugar destacado en su imaginario, llegando incluso a constituir animales de compañía.

Los reptiles son animales cuadrúpedos vertebrados, de sangre fría y piel escamosa, que se originaron hace 318 millones de años.

Son una especie ampliamente diversificada y abundante en el planeta, y alguna vez fueron la forma de vida predominante, en las eras de los dinosaurios. Se encuentran emparentados evolutivamente con los anfibios y las aves.

Como reptiles se alude a cuatro grandes conjuntos de criaturas: tortugas (testudines), lagartos y serpientes (squamata), aligátores y cocodrilos (crocodylia) y tuátaras (rhynchocephalia).

Te explicamos qué son los reptiles, cómo es su alimentación, hábitat, reproducción y cuáles son sus características principales.

 1. Evolución
2. Control térmico
3. Alimentación
4. Respiración
5. Reproducción
6. Piel
7. Hábitat
8. Amenaza
9. Clasificación zoológica
10. Dinosaurios

1-Evolución

Son originarios del período Carbonífero superior (Pensilvánico) a partir de la evolución de los tetrápodos, lo cual los emparenta con los anfibios. Sin embargo, los reptiles se diversificaron abundantemente durante el Mezosoico, dando origen a diversas ramas de dinosaurios, hoy extintos.

Los reptiles modernos, como hemos dicho, se componen de tortugas (quelonios), lagartos (iguanas, camaleones, lagartijas), serpientes (ofidios), anfisbenios, aligátores (caimanes), gaviales y cocodrilos, y por último tuátaras.

2-Control térmico.

La inmensa diversidad reptiliana tiene en común muchas características biológicas, siendo la principal el no poder controlar la temperatura de su cuerpo.

Eso significa que son ectotérmicos, dependen del medio ambiente y de su propia conducta para mantener el cuerpo en su temperatura óptima. Por eso es común verlos quietos, tomando el sol, o escondidos del mismo bajo techo.

3-Alimentación.

La mayoría de los reptiles son carnívoros y tienen un modelo digestivo simple. Su metabolismo es mucho más lento que el de los mamíferos, por lo que es frecuente que tras la ingesta emprendan períodos largos de reposo, y subsistan durante meses de una comida voluminosa.

En su mayoría son depredadores eficientes, dotados de ferocidad, dentadura afilada y a menudo glándulas venenosas o tóxicas que convierten su mordida en un ataque letal.

Esto es muy frecuente en las serpientes y los dragones de Komodo, por ejemplo, cuyo proceso evolutivo los ha llevado a modificar glándulas enzimáticas para convertirlas en un arma.

Los herbívoros, por su parte, emplean rocas y piedras (gastrolitos) para ayudar a triturar los vegetales, ya que carecen de un aparato masticatorio ideal. A los reptiles marinos, además, ese contenido pétreo les sirve como lastre para la inmersión.

Comparte tu Comentario

comentarios

Related posts