Animales 

Características de los reptiles- parte 2

Los reptiles se originaron hace 318 millones de años.

4-Respiración.

Los reptiles marinos, como las tortugas, pueden albergar enormes cantidades de oxígeno en su interior que, gracias a su metabolismo lento, les habilita para períodos largos de inmersión.

A diferencia de los anfibios con piel húmeda, los reptiles dependen de su capacidad pulmonar para el intercambio de gases. Algunos están preparados anatómicamente para respirar por las fosas nasales incluso cuando la boca esté abierta o comprometida en otras tareas.

5-Reproducción.

Los reptiles son ovíparos, fecundados de manera interna (dentro de la hembra). Los huevos poseen un cascarón correoso que al ser expuestos al aire se endurece paulatinamente, manteniendo el embrión protegido hasta el momento de su eclosión.

De ellos surgen las crías, ya con la morfología completa del adulto, y existe poco o ningún tutelaje de parte de sus mayores, dependiendo de la especie.

6-Piel.

La piel de los reptiles está cubierta de escamas de quitina, plegadas hacia atrás una sobre otra, lo cual la vuelve resistente y áspera como un escudo. Esa función defensiva se refuerza en los casos en que ésta pose también capacidades miméticas, como en los camaleones, o en la constitución de una coraza impenetrable, como las tortugas.

En otros casos, como las serpientes, la piel escamosa forma parte del aparato de locomoción, y se muda cada cierto tiempo a través de la pérdida de la epidermis.

7-Hábitat.

Los reptiles favorecen los ecosistemas cálidos, ya que dependen de ello para mantener su temperatura. Aun así, pueblan casi todas las latitudes del continente, adaptados a la vida terrestre, marítima, insular, subterránea o arbórea.

Son frecuentes en muchas especies las migraciones masivas, a lo largo de kilómetros de recorrido para proceder al desove o al cortejo. Tal es el caso de las tortugas marinas.

Comparte tu Comentario

comentarios

Related posts