You are here
Ciencias Naturales Cuerpo Humano El agua 

Contaminación del agua y salud -2

Hay componentes que definen unos “caracteres organolépticos”, como calor, turbidez, olor y sabor y hay otros que de
finen otros “caracteres fisicoquímicos” como temperatura, hidrogeniones (pH), conductividad, cloruros, sulfatos, calcio, magnesio, sodio, potasio, aluminio, dureza total, residuo seco, oxígeno disuelto y anhídrido carbónico libre.

Todos estos caracteres, deben ser definidos para poder utilizar con garantías, un agua en el consumo humano y de acuerdo con la legislación vigente, tenemos los llamados “Nivel-Guía” y la “Concentración Máxima Admisible (C.M.A.)”.

Otro listado contiene, “Otros Caracteres” que requieren especial vigilancia, pues traducen casi siempre contaminaciones del medio ambiente, generados por el propio hombre y se refieren a nitratos, nitritos, amonio, nitrógeno (excluidos NO2 y NO3), oxidabilidad, sustancias extraibles, agentes tensioactivos, hierro, manganeso, fósforo, flúor y deben estar ausentes materias en suspensión.

Otro listado identifica, los “caracteres relativos a las sustancias tóxicas” y define la concentración máxima admisible para arsénico, cadmio, cianuro, cromo, mercurio, níquel, plomo, plaguicidas e hidrocarburos policíclicos aromáticos.

Todos estos caracteres se acompañan, de mediciones de otros que son los “microbiológicos” y los de “radioactividad” y así se conforma, una analítica para definir en principio, una autorización para consumo humano.

Lógicamente también contiene nuestra legislación, la referencia a los “Métodos Analíticos para cada parámetro”.

Pese a las características naturales de las aguas para destino a consumo humano y dado su importante papel como mecanismo de transmisión de importantes agentes microbianos que desencadenan enfermedades en el hombre, “en todo caso se exige”, que el agua destinada a consumo humano, antes de su distribución, sea sometida a tratamiento de DESINFECCIÓN.

Comparte tu Comentario

comentarios

Related posts