Planetas 

¿Cuánto años tiene el planeta Tierra? – parte 3

Las rocas minerales están formadas por ciertos elementos de forma natural pero pueden aparecer elementos que inicialmente no estaban mediante el fenómeno de decaimiento radiactivo anteriormente descrito.

Si se conoce la concentración inicial del elemento radioactivo original, se mide la concentración actual del elemento estable producido por decaimiento radioactivo y se mide la velocidad con la que se produce este decaimiento, se puede calcular fácilmente la edad de una determinada roca. La cadena decaimiento más utilizada para fechado radiométrico de rocas es la cadena uranio-plomo.

Con estas técnicas se han datado rocas de más 4 mil millones de años, en concreto, el Gneis Acasta, considerado el conglomerado rocoso más antiguo encontrado en la superficie terrestre, está datado en 4.031 millones de años.

El uso de meteoritos en la datación de la edad de la Tierra

La datación de rocas minerales mediante fechado radiométrico cuenta con un inconveniente. Muchos de los productos estables producidos por decaimiento pueden escapar de la roca o redistribuirse, especialmente si la roca se funde, como ocurre en el manto fluido del planeta.

Debido a esto, la datación de rocas es considerado como el límite inferior de la edad terrestre, es decir, conociendo la edad de la roca más antigua de la Tierra se podría afirmar que la Tierra tiene, como mínimo, la edad de esa roca, pero no se podría negar con rotundidad que sea más vieja.

Además, el fechado de rocas para calcular la edad de la Tierra supondría que la roca ha permanecido como sistema cerrado pero en la realidad ha sufrido un complejo proceso de mezclado y redistribución mediante la tectónica de placas, erosión y circulación hidrotermal.

Los meteoritos son otra invaluable fuente de información sobre la edad del planeta. Si el fechado radiométrico de rocas nos pueden dar el límite inferior de la edad terrestre, el fechado radiométrico de meteoritos puede darnos el límite superior.

Clair Cameron Patterson, geoquímico estadounidense, publicó sus cálculos de la edad de la Tierra en 1956. Concluyó que la Tierra tenía 4555 millones de años mediante fechado radiométrico de diversos meteoritos, incluyendo el famoso meteorito de Canyon Diablo (fragmento del asteroide que impactó en el cráter Barringer, Arizona, Estados Unidos).

Algunas observaciones científicas, estudios del Sistema Solar y numerosos fechados radiométricos de diversos meteoritos confirman que algunos de estos meteoritos representan material original del que se formó el disco solar y los planetas que giran a su alrededor y que, además, se han comportado como un sistema cerrado para algunos isótopos (una hipótesis mucho más robusta que la de suponer una roca ha permanecido como sistema cerrado en el planeta Tierra).

Ambas edades, la de 4555 millones de años del fechado de meteoritos y de 4540 millones de años de las rocas del Gneis Acasta son actualmente las dos cifras más aceptadas. Además, comparando la luminosidad y volumen del Sol con la de otras estrellas, se cree que el Sistema Solar no podría superar estas edades.

La cota superior de la edad terrestre se puede encontrar en 4567 millones de años, que es la edad calculada para los meteoritos más antiguos del Sistema Solar (esta sería la edad aproximada del Sistema Solar y, por tanto, la edad máxima del planeta Tierra).

Memorias de la VIII Reunión de la Sociedad Mexicana de Astrobiología.

Comparte tu Comentario

comentarios

Related posts