Algunos dinosaurios crecieron más despacio -1

«Básicamente, los dinosaurios crecían como nosotros», explica el paleontólogo Martin Sander, de la Universidad de Bonn. «Cada edad correspondía a una talla corporal particular». Con los reptiles ocurre algo distinto: cuando la comida escasea, crecen más despacio que cuando resulta abundante.

Así, una tortuga puede tener 30, 40 ó hasta 60 centímetros de largo a la misma edad. Los animales de sangre caliente, en cambio, no pueden ralentizar tan fácilmente su metabolismo. Si el suministro de comida es inadecuado, sólo hay una cosa que puedan hacer: morir.

La mayoría de los investigadores está hoy de acuerdo en que los dinosaurios son algo intermedio; aunque descendían de los reptiles, muchos habían llegado a ser de sangre caliente.

Y todos ellos crecían como los mamíferos modernos, de acuerdo con un «plano» genéticamente programado y además relativamente deprisa. «O eso era lo que se pensaba hasta hace poco», acota el Dr. Sander. «Nuestros hallazgos han desbaratado esta concepción, al menos para un dinosaurio en concreto».

Se trata del Plateosaurus engelhardti, el dinosaurio «alemán» más importante, a juzgar por el número de hallazgos de fósiles. Vivió hace aproximadamente 200 millones de años, y fue el primer dinosaurio realmente grande.

Crecía hasta 10 metros de largo y pesaba varias toneladas. Pertenecía al grupo de los prosaurópodos, a partir del cual los dinosaurios gigantes evolucionaron más tarde. Martin Sander y su ayudante Nicole Klein han sometido los huesos del plateosaurio a un escrutinio cuidadoso.

El crecimiento de los huesos de dinosaurio se caracterizaba por interrupciones temporales, de manera que los «anillos de crecimiento anuales» pueden ser detectados bajo el microscopio, más o menos como los anillos de crecimiento de los árboles.

Comparte tu Comentario

comentarios