Aparato urinario -3

Sangre, Agua y Orina.

El riñón limpia y regula la sangre circulante.

La nefrona es la unidad de filtración renal, cuyo producto final es la orina.

En toda una vida los riñonez filtran 2 millones de litros de sangre.

Cuerpos de Agua.

El cuerpo humano posee muy poca agua de reserva.  Esta desventaja obliga a reponer casi de inmediato las continuas pérdidas que producen por respiración, transpiración, o a través de la evacuación de orina.

Es habitual que el organismo pierda diariamente unos cuatro o cinco litros de agua, aunque puede excretar este volumen en sólo unas  horas si realiza un ejercicio violento a pleno sol.

El plasma, el tejido que baña las células, y muchos órganos son esencialmente agua.

El agua es imprescindible para la vida.  El agua es vida.

El riñón tiene un npapel destacado en la homeostasis o mantenimiento del equilibrio del medio interno, pues elimina los compuestos tóxicos y regula el volumen de agua y electrólitos.  Estas tareas qedan ela amparo de la hormona antidiurética, que se mantiene bajo la influencia de la glándula hipófisis.

El tratamiento de la sangre y el agua corporales, el riñón es un organo muy consevador, pues reabsorbe el 99% del agua filtrada.  El 1% restante se elimina como orina.

La nefrona es la unidad filtradora renal.  Cada riñón posee alrededor de un millon de nefronas.  La nefrona está compuesta por dos partes fundamentales:  el glomérulo, situado en la corteza, y el túbulo, que se  hunde en la médula describiendo una U.

El glomérulo renal está formado por un apelotameinto de capilares sanguíneos, que aportan la sangre procedente de la arteria renal.  Este nudo capilar se rodea de una envoltura nhueca, o cápsula de Bowman, que recoge las sustancias filtradas.

De hecho, el glomérulo actúa como un colador.  Retiene las sustancias de mayor diámetro (proteínas y células sanguíneas), pero permite el paso de las más pequeñas (agua, electrólitos, glucosa o urea).  Algunas de estas últimas se reasorben en el túbulo renal, pero otras se eliminan disueltas en agua.

Los túbulos renales convergen en el tubo colector, que desemboca el producto filtrado (la orina) en la pelvis renal y, de ahí, al uréter.

Comparte tu Comentario

comentarios