Animales 

Características de las Aves – parte 2

2-Vuelo

Si bien no todas las especies de aves pueden volar (los pingüinos nadan, por ejemplo, y los avestruces corren), es uno de los rasgos distintivos de esta clase de animales, ya que la capacidad de desplazarse de un ecosistema a otro e incluso de proliferar en territorios aislados sin mayor competencia animal, permitió la enorme diversificación de las especies aviares.

Por otro lado, la facultad del vuelo impulsó la mayoría de los cambios evolutivos presentes en el cuerpo aerodinámico de las aves, desde potentes músculos pectorales que acompañan la transformación de los miembros anteriores en alas, hasta el desarrollo de huesos huecos, ligeros, en conexión con el poderoso sistema respiratorio, de los más complejos del reino animal.

El aire de la respiración de las aves se reparte entre los pulmones y las diversas cavidades óseas, para así mantener el metabolismo hiperoxigenado y poder remontar el vuelo durante períodos extensos.

Similarmente, las extremidades inferiores, únicas libres durante el vuelo, se adaptaron para un agarre fuerte sólido a partir de un metatarso fuerte, indispensable en la rapiña y para la sujeción a las ramas de los árboles, aunque también garante de estabilidad en el suelo.

3-Alimentación

La dieta de las aves puede ser sumamente variada, oscilando entre néctar, frutas y vegetales, hojas y semillas, insectos, hongos, carroña y animales pequeños: peces, roedores, reptiles e incluso otras aves o sus huevos.

La enorme diversidad aviar les ha permitido, además, adaptar sus picos a su fuente nutricional dilecta, rasgo sumamente evidente en especies como el carpintero, el pelícano o el colibrí. Sus necesidades nutricionales, de cara al vuelo, son altas, así que han desarrollado un rápido modelo digestivo.

Al no poseer dientes, las aves no pueden masticar sus alimentos, por lo que disponen de un sistema digestivo adaptado para la digestión de trozos enteros, a menudo sirviéndose de pequeños pedruscos que tragan y almacenan en la molleja, para triturar los alimentos y facilitarse la digestión.

4-Sociabilidad

Muchas aves prefieren una existencia solitaria o de núcleos familiares pequeños, sobre todo las dedicadas a la depredación. Mientras que la mayoría de las aves pequeñas se organiza en bandadas que pueden alcanzar proporciones importantes.

Dada su alta capacidad de pensamiento inteligente, las aves son capaces de modos de socialización eficientes, en cuanto a comida y seguridad se refiere, y pueden incluso embarcarse en relaciones simbióticas o de comensalismo con miembros de otras especies, como lo hacen las garzas que se alimentan de los parásitos en el pelaje de mamíferos de gran tamaño.

 

Comparte tu Comentario

comentarios

Related posts