El Planeta Azul -2

La Atmósfera

Inicialmente, la Tierra tenía una atmósfera muy distinta de la actual. Las erupciones volcánicas constantes emitieron enormes cantidades de vapor de agua que, al precipitarse, formó mares y océanos.

Allí surgieron las primeras algas que empezaron a consumir dióxido de carbono y fabricar oxígeno. Como el primero abundaba y, sin embargo, no había animales que consumiesen el segundo, las algas proliferaron y, al cabo de millones de años, habían conseguido transformar la atmófera inicial en otra de composición parecida a la actual.

La atmósfera no es uniforme. La mayoria del aire se concentra en los 15 km. más próximos a la superficie terrestre. Desde el suelo, la atmósfera tiene diversas capas: troposfera, estratosfera, mesosfera, termosfera, exosfera y magnetosfera.

Debido a la diferencia de densidades, presión y temperatura entre las diversas capas, o entre distintas zonas del planeta, la atmósfera presenta cambios constantes que determinan lo que llamamos «tiempo atmosférico» o clima.

La atmósfera mantiene la temperatura del planeta relativamente estable y actua como escudo protector contra diversos tipos de radiaciones que resultarían letales para los seres vivos. También protege la superficie terrestre del impacto de los meteoritos, la mayoria de los cuales, se desintegran al chocar con las capas altas de la atmósfera, a altísimas velocidades.

En 1961 cuando la tierra fué vista por primera vez desde el espacio por el cosmonauta Yuri Gagarín describió que tenía un precioso halo que contenía todas las tonalidades de azul violeta, hasta llegar al negro total.  «Recalcó que: «era un cuadro magnífico.

Estos colores se dan por agua de los Océanos y los gases que forman al atmósfera.

La tierra es el planeta que habitas, es el tercer planeta del sistema Solar y el único que por las condiciones que brinda tiene vida y agua líquida en la superficie.

Comparte tu Comentario

comentarios