El Planeta Azul – 1

Los astronautas siempre hablan de la Tierra como «El Planeta Azul», debido a su color, y las fotos captadas desde el espacio así lo demuestran. Los responsables de que tenga estas tonalidades son los océanos y los gases de la atmósfera, es decir, los dos componentes externos a la corteza terrestre.

Es en estas tres capas – corteza, hidrosfera, atmósfera -, donde se dan las condiciones adecuadas para que se desarrolle y mantenga la vida. Tanto la cobertura de agua como la de aire son únicas en todo el Sistema Solar.
La Hidrosfera.

Llamamos hidrosfera al conjunto de toda el agua que hay sobre la superficie de la Tierra: océanos, mares, rios, lagos, pantanos, glaciares, polos, … Se formó en una época temprana de la evolución terrestre, a partir del vapor producido por lae serupciones volcánicas, cuando eran más frecuentes que en la actualidad.

El vapor se condensó formando nubes que luego provocaron lluvias torrenciales a lo largo de millones de años. Puede que la historia bíblica de Noé pretenda explicar este fenómeno aunque, evidentemente, cuando ocurrió no había humanos.

La mayor parte del agua se encuentra en los océanos, que cubren casi las tres cuartas partes de la superficie terrestre.  en el hemisferio norte, las aguas ocupan unos 154 millones de km. cuadrados, frente a los 100 de las tierras emergidas.  En el hemisferio sur, en cambio, los mares ocupan 206 millones de km. cuadrados, frente a los sólo 48 millones de km. cuadrados de tierra firme.

En la Tierra hay unos 1.400 millones de km. cúbicos de agua, de los cuales, sólo el 3,5% es agua dulce y, de esta, la mayoría se encuentra en forma de hielo, en los polos.  Esta enorme cantidad de agua ayuda a amortiguar las diferencias de temperatura que se producirían en las distintas estaciones del año o entre el día y la noche.

Comparte tu Comentario

comentarios